área de estimulación táctil

Esta sensación se percibe mediante los receptores somáticos  (mecanorreceptores, termorreceptores y nocireceptores).

El sentido táctil es una de las vías de entrada de información, junto con el oído y la vista. En la sala de estimulación se trabaja la sensibilización y desinsibilización táctil.

El nivel de integración del sistema táctil está estrechamente relacionado con el grado de madurez del sistema nervioso central, por lo tanto, la estimulación de éste sentido influirá en su desarrollo global.

Esta estimulación es percibida por todo el cuerpo, especialmente la piel y por la cual podemos diferenciar entre yo y el mundo.

En el espacio táctil, teniendo en cuenta que el tacto es uno de los medios de comunicación más utilizado. En este espacio hacemos que nuestros pacientes trabajen con distintas texturas, temperaturas y presiones. De manera, que es un espacio elemental, ya que utilizan continuamente el tacto para conseguir una imagen del entorno más próximo.