área cognitiva y ocupacional

En esta Sala fomentamos la estimulación del pensamiento e interacción directa con los objetos y el mundo que lo rodea. Para poder llevarlo a cabo el niño necesita tener experiencias previas, capacidad de razonar y de atención.

Está encaminada al desarrollo de la psicomotricidad fina, es decir, acciones que el niño realiza básicamente con sus manos a través de la coordinación ojo-mano etc.

En este espacio no solo se podrán crear o mejorar ciertos hábitos que ya existen en el niño, sino que con ello ayudamos a mejorar la autonomía, comunicación y las habilidades sociales bajo un óptimo contexto psicosocial creado para ello.

El método a aplicarse en ésta área es el Método Constructivista que  habilita al niño en las destrezas y actividades de la vida diaria permitiéndole  ser más autónomo y adquiriendo destrezas y seguridad para su inclusión social.

 SALA DE ESTIMULANTE DE LENGUAJE Y AUDITIVA

Con la estimulación del lenguaje desarrollamos una mejor comunicación, tanto oral como gestual, a nivel comprensivo y expresivo. La expresión es una de las capacidades más desarrolladas, por lo que debemos comunicarnos con los niños de forma constante relacionando la información oral con la visual.

Dentro del espacio auditivo trabajamos una gran variedad de actividades para ir desarrollando las habilidades de escuchar, entre las que se encuentran: descubrir de donde proviene un sonido, seguir la dirección de un sonido, su volumen y emparejar sonidos con experiencias. También se trabaja el espacio de silencio con el objetivo de transmitir tranquilidad e ir introduciendo con cierta progresión sonidos o música para producir estímulos.